fbpx
Seleccionar página

¿Qué tipo de ortodoncia necesito?

 

Hoy en día, la ortodoncia se ha convertido en uno de los tratamientos más solicitados a los odontólogos, y no es por casualidad. Lo cierto es que tener una dentadura alineada se ha convertido en algo bastante importante, hoy día, debido a que no sólo supone una incomodidad estética sino algo que puede tener consecuencias bastantes graves a nivel de salud (aunque este último punto sea bastante ignorado por la mayoría de personas).  

Gracias a su efectividad y a la cantidad de tipos de ortodoncia que han ido surgiendo, hoy en día es super normal ver tanto a adultos como a niños y adolescentes llevar ortodoncia. Además, la concienciación sobre la salud dental y el aumento de ciertas enfermedades dentales como las caries, ha hecho que la gente, con frecuencia, se someta a un tratamiento y se anticipe a los problemas, antes que esperar a sufrir las consecuencias.

En el post de hoy de Clínicas Presidental, te cuento porqué deberías de usar ortodoncia (tú o cualquier persona que conozcas), cuáles son los tipos de ortodoncia que existen y cuál es la mejor para tu caso o para el de tus hijos.

¿Por qué usar ortodoncia?

Con frecuencia, cuando estamos en la clínica nos sorprende la cantidad de personas que se quieren someter a un tratamiento de ortodoncia sólo por un tema estético. Aunque esto supone una motivación real, casi nadie es consciente del resto de razones por la que debería de llevar ortodoncia.

Problemas que puedes evitar si usas ortodoncia:

  • Mejorar la masticación debido a facilitar el correcto cierre de los dientes y la mandíbula.
  • Mejorar la capacidad de hablar de la persona, ya que eliminamos problemas de fonación o articulación debidos a las dentaduras torcidas, lo cual es bastante importante hacerlo con anticipación en niños pequeños.
  • Evitar el desgaste de los dientes, la fractura o las manchas en los dientes debido al debilitamiento que se produce en el esmalte por una mordida que no encaja bien.
  • Facilitar la higiene bucal, ya que si tenemos los dientes alineados y en “su sitio” podemos llegar a todos los lugares sin problemas. 
  • Evitar sufrir enfermedades dentales, lo cual viene relacionado con el punto anterior, tales como la acumulación excesiva de placa, la gingivitis, la periodontitis y la caries al facilitar la higiene dental.
  • Mejorar el autoestima y la confianza personal al tener una sonrisa que no te da miedo ni vergüenza mostrar a los demás.

Lo cierto es que, aunque casi nadie es consciente de todos estos problemas, se estima que un 90% de la población debería llevar ortodoncia no por un problema estético sino funcional, como ya hemos contando. 

En este sentido, es importante anticiparse a los problemas e iniciar revisiones y tratamientos (si son necesarios) cuanto antes para evitar males mayores, sabiendo que desde que tienen los primeros dientes, los niños ya deberían de empezar a acudir a revisiones y que aunque sean pequeños pueden realizarse tratamientos adaptados para ellos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de ortodoncia?

Una vez estamos concienciados sobre la importancia de tener la dentadura alineada y estamos considerando la posibilidad de realizarnos un tratamiento, debemos considerar todas las opciones que existen en el mercado y escoger la que se adapte mejor a nosotros.

Entre los distintos tipos de ortodoncia que existen, distinguimos dos: los que son fijos y los que son removibles. A continuación, te explico las ventajas y desventajas de cada uno.

Aparatos fijos

Los aparatos fijos son las famosas ortodoncias tradicionales o brackets, los cuales una vez se insertan no se pueden retirar hasta que finaliza el tratamiento. Éstos consisten en una serie de ligaduras que se pegan en los dientes y que deben permanecer siempre colocadas en ellos, teniendo que recurrir a volver a colocarlas si por lo que sea se despegan.

Dentro de este tipo de ortodoncias más tradicional, encontramos dos tipos diferentes, los cuales son la normal y la estética. En este sentido, La única diferenciación es que la estética está hecha de unos materiales más discretos a diferencia de la de metal pero que, aún así, tampoco hace que sea totalmente invisible. 

Aparatos removibles

Como aparatos de quita y pón, encontramos dos tipos fundamentales: los retenedores dentales clásicos e Invisalign. Los primeros se suelen usar para rematar y consolidar los movimientos producidos por la ortodoncia tradicional cuando se termina el tratamiento, aunque se pueden poner en personas que tengan poca desalineación o un apiñamiento leve.

Invisalign, por otro lado, se trata de la tecnología más novedosa y fresca en el mercado. Este aparato surge para suplir lo antiestético e incómodo que resulta llevar una ortodoncia tradicional, lo cual echaba para atrás a muchas personas y, sobre todo, más adultos. Está formado por unas férulas altamente resistentes y que son prácticamente invisibles, construidas con impresora 3d. Además, de conseguir los mismos resultados, puede llegar a acortar los plazos del tratamiento.

¿Qué ortodoncia es mejor para mi o para un niño?

Llegados a este punto, es el momento de valorar cuál de estas opciones es mejor. Y la verdad es que esta respuesta sólo puede dártela un dentista que examine tu caso particular y tus necesidades, aunque aquí podemos darte unas recomendaciones generales.

El principal criterio que suelen utilizar los dentistas para recomendar una ortodoncia u otra es el grado de compromiso con el tratamiento. Por ejemplo, si optas por realizarte un Invisalign pero no estás altamente comprometido con el tratamiento y te lo quitas durante la mayor parte del día o lo pierdes, debes saber que el tratamiento se prolongará en el tiempo mucho más de lo deseado. También, debes de lavarte muy bien los dientes cuando te retiras el aparato, antes de volverlo a poner, porque sino puede aflorar la placa y aparecer enfermedades. 

Son por estos motivos por los que también se tiene en cuenta la edad, ya que normalmente va asociada al grado de compromiso con el tratamiento o a la responsabilidad con el tratamiento. Por eso, los brackets o aparatos tradicionales se suelen aplicar a niños y adolescentes porque los padres se quedan más tranquilos, sabiendo que el tratamiento funcionará sin preocuparse por el lavado más allá de lo normal o porque pierdan el aparato.

En definitiva, lo que estamos observando en la cínica es que la tendencia es que la ortodoncia tradicional suele aplicarse más en niños que en adultos, mientras que la ortodoncia invisible, suelen llevarse en adultos o jóvenes.

¿Sigues teniendo dudas sobre las ortodoncias? Escríbenos y te las resolvemos

formulario Lateral
close slider

Pedir primera cita gratuita

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA COOKIES plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Open chat
Powered by